Por qué pedir microcréditos y no créditos tradicionales

Por qué pedir microcréditos

En el mundo de los préstamos encontramos diferentes productos que debemos pedir según nuestras necesidades. Por un lado, se encuentran los créditos tradicionales que generalmente son proporcionados por las entidades bancarias. Sin embargo, también se pueden encontrar los microcréditos, que son concedidos a través de Internet y que ofrecen unas condiciones diferentes. Por ello, desde Best Crédito queremos mostrarte las principales diferencias entre ambas opciones y por qué resulta más ventajoso optar por los créditos rápidos.

Diferencias entre microcréditos y banca tradicional

Muchas veces estamos cansados de lidiar con el banco para que nos concedan el préstamo. Cuando acudimos a una entidad tradicional para solicitar una hipoteca se lleva a cabo un minucioso estudio sobre nuestra situación financiera. La banca acostumbra a dar créditos de mayor cantidad y a largo plazo. Por ello, cuando queremos comprarnos una casa solemos pedir una hipoteca porque se trata de una cantidad elevada que necesitaremos devolver en un plazo más largo. Sin embargo, en otras ocasiones surgen situaciones por las que necesitamos liquidez inmediata para salir de un apuro. Por ello, los minicréditos al instante acaban siendo una mejor opción.

Por ejemplo, son créditos sin nómina. A través de sistemas como Instantor podemos conocer si eres apto para el crédito en apenas 15 minutos. No necesitamos ningún tipo de papeleo ni debes presentar ningún tipo de documentación, sino que simplemente deberás rellenar una solicitud. Posteriormente, un sistema totalmente seguro y en el que tus datos estarán completamente protegidos verificará tu estado de cuenta.

Además, podrás hacerlo durante las 24 horas del día desde tu casa. Los créditos tradicionales requieren que acudamos al banco para iniciar el estudio. Esto puede suponer un contratiempo para poder cuadrar las citas con nuestra rutina diaria. Las sucursales solo abren por las mañanas y, por tanto, necesitaríamos escaparnos del trabajo o del estudio para poder acudir. En el caso de los créditos 24 horas solo necesitamos acceso a Internet.

¿Cuándo es recomendable solicitar este tipo de crédito?

Los microcréditos son una buena opción cuando hemos sufrido un gasto inesperado y no tenemos fondos a corto plazo para poder llevar a cabo dicho pago. Algunos ejemplos son una avería del coche, algún contratiempo en casa que necesitemos reparar como la lavadora o la caldera, o para pagar algún tipo de gasto médico que sea de carácter urgente. En este caso, solicitar este tipo de préstamo resulta una buena idea ya que contarás con 30 días para devolverlo y poder salir de dicho aprieto. A final de mes ya tendrás tu nómina y, por tanto, podrás devolver el crédito junto a sus intereses correspondientes de una forma cómoda y rápida.

Por esta razón, resulta recomendable que hagas una previsión financiera para poder cuadrar tus gastos. Al final, solicitar préstamos aunque sean pequeños de forma constante no resulta una buena idea ya que eso provocará que te endeudes más. En ese sentido, es bueno que veas el dinero que recibes cada mes, y calcules aquellos gastos fijos que vayas a tener para saber de los fondos con los que cuentas para otro tipo de gastos.

Los microcréditos deben ser un salvavidas al que acudir en un momento concreto, pero nunca debe ser nuestra rutina para saldar aquellas deudas que podamos tener. Por ello, desde Best Crédito te ofrecemos un primer préstamo de hasta 300 euros. Si quieres más información utiliza nuestra calculadora de préstamos y encuentra aquel que mejor se adapte a tus necesidades.